Skip Ribbon Commands Skip to main content

FRONTLINE®

YOUTUBE FACEBOOK



Favoris et Partage
Nutrición La nutrición de las mamás
Fecha de publicación:12/04/2011

La alimentación de nuestras mascotas es muy importante a lo largo de toda su vida, pero más aún cuando ésta se encuentra embarazada.

Cabe destacar, que las futuras mamás pierden entre el 20 y el 30 % de sus embriones durante la preñez, uno de los motivos principales es por problemas en la nutrición.

Primera etapa del embarazo

1- Es aconsejable anotar el peso corporal de la perra previo al embarazo. Si el mismo es satisfactorio, la futura mamá deberá seguir siendo alimentada con un buen alimento balanceado tratando de no modificar su peso. El veterinario es quien determina si el peso del animal es el correcto de acuerdo a la raza y al estado de salud de la mascota.

Si aumentamos la cantidad de alimento que le proveemos a la perra o si incorporamos suplementos nutricionales, como vitaminas y minerales, podemos estimular el desarrollo exagerado de los cachorros, con probables problemas en el parto.

Es conveniente ofrecerles a las futuras mamás dos porciones de alimento balanceado diario, ya que hay propietarios que sólo alimentan a su mascota una vez al día.

Con frecuencia las perras pueden presentar inapetencia pasajera a las 3 semanas de preñez. Esto no debe preocuparnos porque es una situación normal en el animal.

2 - A partir del mes y medio de gestación debemos suministrarle un alimento con mayor contenido de nutrientes y energizantes. El alimento tiene que ser bien equilibrado, con preponderancia de proteínas. En estos casos, un buen alimento balanceado para cachorros se adapta a las necesidades nutricionales.

Hay que distribuir el alimento en varias porciones en el día, ya que el tamaño del útero grávido no permite el ingreso de grandes cantidades al estómago.

Para hacer la elección del alimento adecuado es fundamental contar con el asesoramiento de un veterinario. El veterinario es el especialista que mejor conoce a nuestra mascota y a él corresponde la tarea de acompañar y supervisar su maternidad.

Al término de la gestación una perra bien controlada puede llegar a pesar de un 15 a un 25 por ciento más que su peso normal (previo al embarazo).

La lactancia

Durante la lactancia - especialmente entre los 15 y 30 días - por el esfuerzo de alimentar a los cachorros, las madres pueden comer el doble o el triple de lo normal. Este volumen supera la capacidad del estómago, por lo tanto necesitan varias comidas repartidas durante el día.

Si la perra no está excedida de peso, puede dejarse alimento seco permanentemente a su disposición y ella sabrá cuando ingerirlo. En caso contrario deberá seguir las indicaciones que le brinde el veterinario.

El destete

Para el destete - entre los días 45 y 60 - se debe disminuir gradualmente la alimentación para reducir la producción láctea, evitando así, la mastitis (inflamación de las mamas). La perra en estado óptimo, deberá estar pesando solamente un 10 por ciento más que antes del embarazo.

Aclaraciones:

Los suplementos de calcio, otros minerales y vitaminas NO deben agregarse en la dieta de nuestra mascota. Los alimentos balanceados no requieren de ningún tipo de suplementos. Estos contienen todos los requerimientos nutricionales que el animal necesita para tener una vida larga y saludable. En base a investigaciones sobre las necesidades específicas de los organismos de perros y gatos, las distintas marcas de alimento balanceado determinan la relación de proteínas, vitaminas y calcio que debe recibir cada animal según su tamaño, edad y actividad física.

Fuente: PET FOOD INSTITUTE en http://www.foyel.com.ar